Prisioneras de la noche

La noche cuenta con personajes insoslayables, imposibles de ser pensados fuera de ella. Ciudadanos de un mundo oscuro, difícilmente conscientes de su entorno, que se dejan llevar por la música y por las luces que ensordecen y alivianan la realidad, por más asfixiante que pueda resultar. Éste es el nudo central de “Mau Mau”, obra en la que las actrices Gaby Ferrero y Eugenia Alonso recorren tres décadas complicadísimas de la historia argentina, vistas desde la perspectiva de dos viejas habitués del antológico boliche de Recoleta que desapareció en los noventa.

Las “chicas de boite” bailan sin parar, mientras buscan el punto justo para atraer y seducir a los hombres y ven pasar, a veces con indolencia, otras con sorpresa y en la mayoría de las oportunidades con una proverbial ignorancia, los acontecimientos de la realidad argentina que conmocionaron al país entre mediados de los ’60 y fines de los ’90. Las sucesivas dictaduras, la plata dulce, el mundial ’78, la guerra de las Malvinas, los desaparecidos, la democracia, la híper inflación, el atentado a la embajada de Israel, pasan sobre esa pista de baile al ritmo de los hits que seguramente sonaron en aquel histórico night club porteño, cuyo nombre remedó a un movimiento revolucionario africano que luchó contra el imperialismo británico a fines de los ’50.

Por ese mismo escenario, entre tragos largos y neones, pasan y se pierden inexorablemente los sueños y las ilusiones de las protagonistas, que parecen haber quedado atrapadas en el tiempo. Cuántos paralelismos podrían trazarse entre las expresiones de estas dos veteranas criaturas de la noche y el pensamiento de buena parte de la más rancia clase media argentina.

El trabajo de las integrantes del dúo teatral “Ácido Carmín” es simplemente brillante. Hay que tener talento para representar esa decadencia, ese desdén, esa desilusión que trasuntan estas mujeres perdidas en la historia, descolocadas del mundo y de la vida.

Interesante el texto de Santiago Loza. Muy buen trabajo el del director Juan Parodi, que logró combinar con éxito los climas entre la dramaturgia y la música que la acompaña, que puede considerarse otro personaje de la historia. El marco escénico y lumínico que ofrece el teatro El Extranjero (el X), ayuda al disfrute de una historia muy recomendable.

Mau Mau, o la Tercera Parte de la Noche

Autor: Santiago Loza

Dirección: Juan Parodi

Con: Eugenia Alonso y Gaby Ferrero

Actor invitado: Juan Manuel Casavelos

Asistencia de dirección: Gustavo Armando

Coreografía: Mayra Bonard

Diseño de iluminación: Matías Sendón

Diseño de vestuario y escenografía: Gabriela A. Fernández

Producción ejecutiva: María La Greca

Producción general: Acido Carmín y Juan Parodi

Teatro el Extranjero, Valentín Gómez 3378, CABA

Funciones: Lunes, 20:30


© 2015 por Gustavo Hierro. Síganos también en www.facebook.com/LaTaquillaTeatro.

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W