Amo entre los amos, del aire

Y ahí va el capitán Beto, por el espacio, con su nave de fibra, hecha en Haedo. Y con él, sobrevuela la emoción de muchos que atravesamos la barrera de los treinta (y de los cuarenta, y de los cincuenta), y crecimos tarareando esa inolvidable melodía de Luis Alberto Spinetta, prócer de nuestro rock nacional. Este capitán Beto, encarnado por el inefable Alejandro Paker, flota entre galaxias desde el escenario principal del Teatro Nacional Cervantes, en un espectáculo para niños que también representa un homenaje al inmortal poeta de nuestra canción popular.

No es que se trate de un guión basado en la canción “El Anillo del Capitán Beto.” Nada que ver: es una historia integralmente escrita por Walter Velázquez, con música original del multifacético Gaby Goldman (Casi Normales, Forever Young, Shrek El Musical, sólo por mencionar algunos de sus créditos más recientes). El dúo creativo presentó el proyecto el año pasado a las autoridades del TNC, y tras una primera temporada de éxito, fue integrado a la grilla de este año, convirtiéndose en una puesta infantil atiborrada de talentos del teatro musical: al protagonista lo acompañan (nada menos) Omar Calicchio, Ivanna Rossi, Natalia Cociuffo, Gustavo Monje, Agustín Maccagno y Analía Riamonde, todos créditos de importantes producciones del género.

El elenco interactúa, mediante canto y coreografías, con la música que interpretan Pablo Citarella en piano, Fabián Fazio en saxo y flauta traversa, Laura Molina en trombón y Fernando García en trompeta. Un cuarteto de músicos excelente, que no sólo disfruta al tocar una partitura divertida y simpática, en la que se compendian estilos de música muy diversos (una mixtura de tonos folclóricos con rock, jazz, clásico y blues), sino que en determinados momentos participa de la historia en forma tangencial.

Los exploradores del espacio se mueven en un escenario galáctico en el que abundan las proyecciones de video con temas astrales, y las montañas de piedra lunar que los personajes trepan una y otra vez. El vestuario y los peinados apuntan a la estética del animé, recurso que causa empatía inmediata con el auditorio infantil, que, por si hiciera falta aclararlo, es el más difícil de conquistar.

El resultado es más que satisfactorio, porque Beto es un verdadero héroe a la argentina, con su nobleza, su graca y sus contradicciones. Cuenta con una tripulación de primer nivel: el profesor Washington Zitarrosa (Calicchio), intelectual olvidadizo y tomador compulsivo de mate; el leal teniente Dimitri Turah (Monje), que será herido en una batalla contra los marcianos apenas inicia la obra; y la doctora Aki Yasse (Rossi), una científica japonesa con aire de geisha, que suspira de amor por Dimitri y acompaña al capitán a recorrer el espacio en busca del elixir que ayude a su prometido a superar su herida de guerra.

En esa búsqueda, los protagonistas recorrerán constelaciones y se enfrentarán a los peligros del espacio en los distintos planetas que visiten. En el de la oscuridad, brindarán la luz del conocimiento; en el planeta de los recuerdos, lidiarán con el temor de quedar atrapados dentro de ellos; en el de la televisión (el planeta de los concursos), se enfrentarán a los contenidos nocivos para niños; y en el Planeta Más Olvidado de la Galaxia, combatirán a la desatención de los adultos con respecto a la Guerra… siempre y cuando éstas sucedan lejos. Naturalmente, el espíritu de cuerpo, la solidaridad, la bondad, el coraje, la valentía y la honestidad de los protagonistas auguran un final feliz para la aventura.

La descripción permite entender hacia dónde apunta el espectáculo y cuáles los valores que sostiene. Se trata de una obra atractiva, con un estilo muy nacional, muy nuestro, y por lo tanto, sumamente disfrutable para toda la familia. Porque los chicos se ríen y festejan las ocurrencias de sus amigos astronautas, pero los jóvenes y adultos se identifican y se vuelven niños por un rato, con las aventuras de sus personajes amigos. No deje de llevar a sus chicos, y de llevarse a usted mismo. “El Capitán Beto” lo hará volar.

El Capitán Beto. Un aventurero del espacio

Escrita y dirigida por: Walter Velázquez

Música y dirección musical: Gaby Goldman

Con: Alejandro Paker, Omar Calicchio, Ivanna Rossi, Gustavo Monje, Natalia Cociuffo, Marcelo Albamonte, Analía Riamonde y Agustín Maccagno,

Músicos: Pablo Citarella (Piano), Fabián Fazio (Saxo, flauta traversa), Laura Molina (Trombón) y Fernando García (Trompeta).

Coreografía: Julieta Cancelli

Iluminación: Ricardo Sica

Vestuario: Soledad Galarce

Escenografía: Ariel Vaccaro

Teatro Nacional Cervantes, Sala María Guerrero

Av. Córdoba 1155, Capital Federal

Funciones: Sábados y domingos, 15 hs.


© 2015 por Gustavo Hierro. Síganos también en www.facebook.com/LaTaquillaTeatro.

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W